5 nov. 2011

Chalomot Shel Acherim


( Los sueños de otros)




Chalomot Shel Acherim


 Los sueños de otros


La gente va y viene persiguiendo al sol.
Atrapados en este ciclo sin fin, todos tienen la existencia complicada.
Yo te pregunto: ¿por qué seguir soñando con llegar al sol? ¿no sabemos
ya que ese no es el camino?
Por años la gente ha caminado intentando conciliar sin un
sentido claro y definido.
En las noches y en los días, todos siguen hablando, ¿por qué tú
permaneces callado?
Es mejor enfrentar al fuego, aunque sepamos que calcina.
Es mejor exigir que pedir porfavor.
¿De qué tienes miedo?
No hay por qué dudar, no hay un tiempo más bello que éste.
No persigamos al sol, hagamos nuestro propio día.
Por años han preguntado sin escuchar, guardando lo que sienten por dentro.
Todo lo que hay que decir, y que se calla, se acumula y se enrarece.
Al final quedamos fracturados, ¿de qué estamos hablando?
Es mejor enfrentar al fuego, aunque sepamos que calcina.
Es mejor exigir que pedir porfavor.
¿De qué tienes miedo?
No hay por qué dudar, no hay un tiempo más bello que éste.
No persigamos al sol, hagamos nuestro propio día.
Siempre estamos en silencio, pero algo nos quema por dentro,
y es aquello que está en los sueños de otros, hay que aprender a reconocerlo.
Siempre estamos en silencio, pero algo nos quema por dentro,
todas las palabras que hemos perdido, están en los sueños de otros.
Por años hemos intentado abrir aquello que permanece cerrado,
sostenido el deseo de volar.
Las tragedias se suceden unas a otras, es necesario decir algo.
Seguimos con las heridas abiertas
Es mejor enfrentar al fuego, aunque sepamos que calcina.
Es mejor exigir que pedir porfavor.
¿De qué tienes miedo?
No hay por qué dudar, no hay un tiempo más bello que éste.
No persigamos al sol, hagamos nuestro propio día.
Siempre estamos en silencio, pero algo nos quema por dentro,
todas las palabras que hemos perdido, están en los sueños de otros.
Siempre estamos en silencio, pero algo nos quema por dentro,
no perdamos la vida persiguiendo al sol.


Traducción: 

No hay comentarios: